Her Majesty’s SPIFFING 

Tras los movimientos políticos del verano de 2016 y los acontecimientos subsiguientes, Gran Bretaña se vio cada vez más aislada de la sociedad global. Frustrada por el declive de esta otrora poderosa nación, Su Majestad la Reina decidió que los representantes electos de Westminster ya no eran válidos para gobernar su Reino Unido.

(Más …)